sábado, abril 02, 2016

Y subo contigo al cielo, niña

¿En que piensas?, Intento mirar mas allá de tu mirada perdida y solo logro disipar el humo de tu cigarrillo a medias, ya no llevas el maquillaje en tus labios, noto que el brillo de tus ojos se hace intenso. El silencio reina en nuestra mesilla del bar. La música en vivo traspasa los cristales y me hace seguirla instintivamente con mi pie..El tiempo se detiene.

"Bueno, acábate el cigarro, bebete esa copa y vayámonos", la melodía de la cancion de los 70" resuena en mi mente.

"O desnudemos nuestro pensamiento, como cada noche nuestros cuerpos"...
La vieja canción termina, cuando veo deslizar la lagrima cristalina por tu mejilla.
Con un gesto, pido la cuenta y enciendo el ultimo cigarro.
Ya amanece, el frío de otoño hace que me estremezca mientras intento comprender el significado de tu mirada en el vacío.
Las calles silenciosas en esa madrugada , las luces del semáforo en cada esquina de regreso a tu casa, solo parecen adornos luminosos al paso de mi coche. De reojo te veo , tu mirada al frente evitando mis ojos.
Siento que es el adiós.
Después de ese abrazo, de un beso amortajado por la oscuridad, y la silenciosa despedida tras la puerta de la casa, me llevo tu aroma, la suavidad de tus mejillas, el cosquilleo de tu cabello entrelazado con mi barba.
No miro atrás, solo conduzco.
Las autopistas me alejan, me concentro en el camino y lucho para no ser mas que un numero en las estadísticas de accidentes..
Un cafe a la orilla del camino, la parada obligada.
Y llegar,con los primeros rayos de sol, a el cómodo espacio desde donde escribo, bebo..
"Hoy quiero embriagarme¡¡", Fue mi saludo en el re-encuentro.
 Cumplo, lo deseo, quiero embriagarme,
Busco y encuentro esa botella de vino que reserve para el almuerzo dominguero, la descorcho y en soledad bebo, bebo y bebo hasta que el sueño viene.
Y el despertar de lo que fue un largo sueño, te recuerdo, y siento que lo mas importante es tu libertad.
Yo solo recordare pensando en el futuro. Mis musas se han marchitado.
Estarás siempre en mis recuerdos.
Hoy solo debo construir futuro desde las raíces, las semillas, mis hijos.
Hoy , con un sol radiante de otoño, en la calidez de mi hogar, escribo:

"Subo contigo al cielo niña"


Y subo contigo al cielo niña
envueltos en mágica aura de silencio

Te arrastro de mi mundo metálico
de caminos fríos.
De materia exacta y rutinas de tiempos,
A esta dimensión inmaterial en la que habito
Ciudadano urbano.

Y subo al cielo contigo niña
de tu mano pequeña, sin tocarla siquiera
unidos en común destino
en un aura mágica de silencio

Común destino nos une
nacido de la presencia obligada
del amor engendrados, de vivir en paralelo
por la sangre unidos y
de la mirada profunda, del misterio y
el silencio.

De o que no puedo explicar
pero que existe
de lo que sentimos y no entendemos
pero percibimos, fuerte
como galope alado
físico de corazón agitado
y doloroso también
en la ausencia.

Y subo al cielo contigo niña
de tu mano blanca.

Niña que escribes tus sueños en el cielo
que en mi voz descubres esperanza
que vagas en las nubes solitaria
y en tus sueños descubres la esperanza

¡Eres tu a quien he buscado incansable?

Acaso eres la niña nonata que partió un día de Septiembre?

Y subo contigo al cielo, niña
en corcel ruidoso, símbolo mecánico
de mundo material
transporte terreno de viajes de ilusiones

De tu mano blanca, niña
Inspiración dorada
de tus ojos profundos
de tu piel clara de tus cabellos negros
como los de tu madre..

Y subo contigo al cielo niña
de tu mano blanca.

No hay comentarios.: